Luxación dental: Tipos y tratamientos para preservar tu sonrisa

Si has sufrido un golpe o traumatismo en la boca y notas molestias en tus dientes, es posible que estés enfrentando una luxación dental.

Es crucial que acudas a un odontólogo de confianza lo antes posible para evitar daños más graves o permanentes. En este artículo, te proporcionaremos información detallada sobre qué es una luxación dental, sus tipos y los tratamientos disponibles para cuidar tu salud bucal.

¿Qué es una luxación dental?

La luxación dental es una lesión que afecta la estructura del diente debido a un traumatismo, como un golpe o un accidente.

Esta afección no implica la pérdida completa del diente, sino que afecta los tejidos que lo rodean, como el hueso o los ligamentos, pudiendo involucrar también a los nervios o el riego sanguíneo.

Es frecuente que los deportistas y los niños sean más susceptibles a sufrir luxaciones dentales, y en algunos casos, estas lesiones pueden abarcar más de un diente o presentarse junto con fracturas.

Este problema dental origina diferentes síntomas que pueden variar según la gravedad del traumatismo y el tipo de luxación dental, y pueden incluir:

  • Sensibilidad dental
  • Sangrado alrededor de la encía
  • Dolor en el área afectada
  • Aflojamiento del diente
  • Desplazamiento de piezas dentales
  • Cambio de coloración del diente, que puede tornarse más oscuro o adquirir un tono amarillento o grisáceo.

Tipos de luxación dental

Existen varios tipos de luxación dental que es fundamental conocer para identificar la gravedad de la lesión.

Concusión

El diente sufre un impacto que afecta la estructura de soporte, pero no se produce desplazamiento o movimiento. El diente mantiene su vitalidad y no se detectan irregularidades en la radiografía, aunque puede ser sensible a la percusión, que son pequeños golpes durante la exploración.

Subluxación dental

Se observa una lesión en la estructura dental, y puede haber cierta movilidad sin desplazamiento. La vitalidad del diente suele ser positiva, pero puede haber sensibilidad o dolor a la percusión.

Luxación lateral dental

El diente se desplaza lateralmente, afectando la oclusión o mordida, pero no presenta movilidad. La persona siente dolor y en la radiografía puede apreciarse un aumento del espacio periodontal alrededor del diente.

Luxación dental extrusiva

El diente se desplaza hacia afuera y sobresale del alvéolo, el hueco en el hueso donde se aloja. La pieza dental se ve más larga de lo normal, está floja, pero no presenta dolor.

Luxación dental intrusiva

A diferencia de la luxación extrusiva, el diente se desplaza hacia dentro del alvéolo, dando la apariencia de estar en proceso de erupción. El diente no está flojo.

Tratamientos para la luxación dental

El tratamiento de la luxación dental dependerá del diagnóstico y el tipo de lesión. A continuación, se presentan los posibles tratamientos:

  • Recolocación del diente: En primer lugar, en casos donde sea necesario, el odontólogo procederá a recolocar el diente en su posición correcta.
  • Inmovilización dental: En el caso de subluxación o cuando hay movimiento, el odontólogo inmovilizará los dientes afectados para recuperar la estabilidad. También se asegurará de mantener la vitalidad de la pulpa siempre que sea posible.
  • Ortodoncia: La ortodoncia es una solución frecuente para corregir las luxaciones intrusivas. En el caso de luxaciones extrusivas y laterales, puede ser utilizada posteriormente para mantener la estabilidad y completar el tratamiento.
  • Endodoncia: Cuando hay afectación de la pulpa, por inflamación o muerte del nervio, puede ser necesario realizar una endodoncia o tratamiento de conducto. Esto es más común en las luxaciones laterales, intrusivas o extrusivas.
  • Cirugía: En algunos casos, como en la luxación intrusiva que esté muy recubierta por la encía, se puede requerir una cirugía para reposicionar el diente.

Si experimentas molestias, sensibilidad o movimiento en un diente tras recibir un golpe, evita manipularlo y acude a tu dentista de confianza que te aportará un diagnóstico preciso sobre el tratamiento ideal para tu caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *